Transformar y fundir sus alianzas en un anillo de divorcio

Un anillo de divorcio que funde sus alianzas

Este anillo de divorcio habla de coger las riendas, de no negar el pasado ni arrepentirse de él, de abrazar lo aprendido agradeciendo la lección más importante: Que ella sola puede y que no debe olvidar su brillo interior.

Surge de fundir sus alianzas tras su divorcio. Ella se las había quedado y quería transformarlas, dar un nuevo significado a ese recuerdo.

En nuestra charla me dijo unas palabras de una persona cercana a ella. Unas palabras muy pensadas durante tiempo y silencio: que todos tenemos un brillo interior, una llama de lo que nosotros somos realmente, que nadie puede apagar. 

El brillo de un diamante vintage le recuerda el brillo interior que nada puede apagar

Con la llama de fuego fundí sus alianzas, que tenía guardadas desde su divorcio para hacer este anillo. La de ella llevaba unos diamantes y al fundir el oro flotaron hacia la superficie, de donde pude cogerlos. Es algo que me encantó hacer, ver como el fuego extrajo el brillo de los diamantes. Su brillo interior.

Y ese mismo fuego modeló el nuevo anillo, una onda de la que surgen a diferentes niveles esos brillantes. Algunos son más visibles y otros están más ocultos por el oro. Y entre ellos, en el centro, ese diamante vintage. Que guarda el brillo en su interior, que no se puede apagar.

Un anillo que transforma sus alianzas tras un divorcio
Anillo a medida de MIGAYO