HISTORIA DE LA JOYA: Etruria

etruria

Detalle de un collar etrusco S V a.C. Metropolitan Museum of Art

Etruria y su joyería se desarrollan en un periodo histórico paralelo al Griego, teniendo su momento de máximo esplendor en los S VII y VI a.C. A partir del V entra en decible y en el S III a.C es absorbida por Roma.

Tienen una influencia oriental muy fuerte que se puede ver en sus piezas y en el gusto por la ostentación y el lujo.

Una característica que también les diferencia de los griegos es su tradición de culto a los muertos, a los que se les enterraba con sus pertenencias y que desarrolla un mercado artístico destinado a realizar piezas funeraria para las familiar más poderosas.

etruria2Discos de oro con incrustaciones de vidrio del S V a.C. Metropolitan Museum of Art

Desarrollan técnicas decorativas aprendidas de los fenicios, como el repujado,  la filigrana (siendo los griegos los mayores expertos de esta técnica)  o la laminación. De hecho, aún valorando de ese modo el lujo, sus piezas son en su mayoría huecas, realizadas con lámina de metal en vez de ser macizas.

Pero la técnica característica de la joyería etrusca es el granulado (técnica decorativa de adición de granos de metal) como podemos ver en esta fíbula de sanguijuela del S VII (imperdible para la ropa), con una decoración geométrica.

etruria6

Los pendientes se llevan muy grandes, cubriendo en ocasiones toda la oreja. Una tipología muy común era la de forma de baúl, como estos ejemplos de los siglos VI y IV, realizados también con lámina de oro y con decoración de filigrana y granulado.

etruria4etruria3

En este pectoral de carácter funerario  (realizado a partir de una fina lámina de oro, poco práctico para un uso diario) vemos la técnica del repujado con motivos naturalistas.

etruria 8Metropolitan Museum of Art

Agradecimientos a Asunción Soler Rivera, profesora de  Historia de la Orfebrería, Joyería y Bisutería de la Escuela de Arte 3

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.